Tras un par de años de trabajo, Airbus ya tiene preparado un producto para asistir a las compañías aéreas en un campo hasta el momento ignoto para el fabricante europeo de aviones: los mercados de derivados, y