Cócteles desenfadados para preparar en casa

La palabra procede del inglés cock’s tail, que significa “cola de gallo”, y parece que hubo hace cierto tiempo, un establecimiento en el puerto de la ciudad de San Francisco de Campeche (México), donde vendían unas bebidas, mezclando 2 o bien 3 géneros de aguardientes con jugos de frutas, las que por su colorido se llamaban cola de gallo, que velozmente empezaron a tener aceptación entre los visitantes. Los extranjeros de habla inglesa, traduciendo, los llamaban cock tail o bien cola de gallo, y de esta forma se comenzó a internacionalizar la palabra desde Estados unidos, que es de donde se produjo la costumbre de tomar esta clase de bebidas. Los cócteles se propagaron desde fines del siglo XVIII en Inglaterra y en USA, mas su gran popularización se generó en los años mil novecientos veinte en USA, puesto que al añadir fruta y una bebida no alcohólica a una bebida con alcohol, en alguna medida se podía disimular el gusto al alcohol de contrabando de mala calidad. Para profundizar tus conocimientos en los mismos, recomendamos hacer un curso de cocteleria o un curso de bartender.

Recordemos que un coctel (del inglés cocktail) es una preparación a base de una mezcla de que contiene generalmente 2 o bien más géneros de bebidas, si bien ciertas de ellas pueden ser bebidas no alcohólicas, a base de ingredientes como jugos, frutas, miel, leche o bien crema, condimentas, etcétera Asimismo son ingredientes comunes de los cócteles las bebidas carbonatadas o bien refrescos sin alcohol, la soda y el agua tónica.

Si los preparamos para servir de piscolabis, recomendamos cócteles cortos, poco alcohólicos, a base de vino espumoso o bien licores de baja graduación siempre y en todo momento en pequeñas cantidades, en tanto que vamos a tener el estómago vacío y solo vamos a estar picando canapés o bien otros pequeños mordiscos. Además de esto, comiendo o bien cenando probablemente vamos a tomar vino, con lo que mejor limitar las cantidades de alcohol. Acá les planteo 3, a consumir con moderación:

Bellini: Giuseppe Cipriani, creador del Harry’s Bar en Venecia, ideó este coctel entre mil novecientos treinta y cuatro y mil novecientos cuarenta y ocho. La bebida empezó sirviéndose como una especialidad de temporada en el Harry’s Bar, guarida singular de Ernest Hemingway, Sinclair Lewis y Orson Welles. Después, asimismo se volvió popular en el bar análogo en la ciudad de Nueva York. Precisamos 1 una parte de jugo de melocotón, dos unas partes de vino Prosecco, Cava o bien Champagne. En una copa de espumoso servimos primero el jugo y después poco a poco el vino espumoso escogido. Se remueve con una cuchase y se sirve. Si deseamos darle un color más rosado podemos agregar unas gotas de jugo de arándanos o bien cerezas y si deseamos un toque más ácido, unas gotas de limón.Cócteles desenfadados 		para preparar en casa

Manhattan:Esta bebida es incuestionablemente originaria de la isla de Manhattan, si bien lo que no está tan claro es de qué forma se produjo. Se conocen múltiples leyendas sobre su historia. Una de las más populares cuenta que el cocktail Manhattan fue inventado por Jenny Jerome, la mujer de Churchill, en una celebración para el gobernante Samuel Jones Tilden, en un restorán justo en frente del Empire State Building. Asimismo cuentan que esta bebida brotó en un viaje en navío cara Manhattan de 2 amigos de Nueva Orleans, que tras quedarse sin más ni más bebida que Vermú y Whisky decidieron entremezclarlos. Su agradable sabor los invitó a bautizar la bebida con el nombre de esta urbe. Para prepararlo precisamos cubitos de hielo, cuarenta y cinco ml de whisky, veinte ml de vermut seco, una gota de Angostura (Opcional), una aceituna verde y corteza de limón. Mezclaremos en la coctelera el hielo, el whisky, el vermú y la angostura. Después se cuela y se sirve en la copa apropiada y se decora con una aceituna y una espiral de corteza de naranja.

Dry Martini:No se sabe realmente bien cuál es el origen de la receta de este cocktail, diríase que deriva de la marca de Vermut Martini & Rossi que exportaba sus productos a EE.UU mucho antes que el cocktail existiese. Se piensa que la data de su creación fue en torno a mil novecientos diez en un club de la ciudad de Nueva York, si bien asimismo se cuenta que fue creado por Franklin Delano Roosevelt para oficiar su orden en la Casa Blanca. James Bond popularizó el cocktail al solicitarlo en sus películas acompañado de la conocida frase: “agitado, no revuelto”.También diríase que el sucesor de Stalin al tomar este cocktail singularmente fuerte afirmó que era “la más mortal de las armas estadounidenses”. Este cocktail es ideal para tomar ya antes de las comidas. Es una bebida que representa glamur, clase y nivel. Para prepararlo necesitaremos hielo, 75ml de ginebra, quince ml de vermú seco, una aceituna y corteza de limón. Ponemos en el vaso los cubitos de hielo, vertemos la ginebra y el vermú, removemos de forma lenta y decorar con una aceituna y corteza de limón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *