Como ampliar un living pequeno

Cuando se tiene un living pequeño hay que ser meticuloso en la distribución del moblaje a fin de que parezca más grande y, sobre todo, para no sentir agobio en él, en tanto que se trata de un entorno donde se pasa un buen tiempo y se recibe a la gente. Para poder dar con estas condiciones, lo mejor es planear y en lo posible, integrar la cocina y crear un espacio abierto. La ausencia de paredes da amplitud visual y metros reales.

La luz es un factor a tener en cuenta. Se aconseja prestar atención a la luz indirecta, esa que queda oculta a la vista y se desperdigada en la habitación al reflejarse en el techo, piso o bien pared. Al lado del resto de puntos de luz que se incorporen, se evitarán las sombras, que “quitan” metros.

En lo que a moblaje se refiere, en un living mini no todos y cada uno de los muebles deben serlo. Las piezas grandes -siempre y en toda circunstancia con equilibrio- están toleradas pues es preferible un mueble de importante tamaño que múltiples más pequeños que “llenan” más. Aunque es cierto que, si bien la pieza sea grande, mejor que no tenga excesiva altura. Los frentes de vidrio están más recomendados para muebles altos, siempre y cuando se sea capaz de sostener el contenido interior en perfecto orden.

Crear múltiples entornos en el living va a hacer que parezca más grande. Decorar por zonas es buena idea: un espacio para poder ver películas, otro para leer con una lámpara de pie, uno para un hobby y el comedor. En muchas ocasiones se debe poner la oficina en el living. Lo idóneo es no utilizar la mesa comedor como escritorio. Es mejor tener un sitio concreto, por poner un ejemplo, integrado en la biblioteca primordial o bien un módulo con anaqueles.

Cómo ampliar un living pequeño

Si se tiene una repisa o bien biblioteca, una gran idea para ampliar el entorno es poner un espéculo en el fondo de cada anaquel. De esta manera se va a dar profundidad y el living medrará.

A fin de que no reste demasiado espacio, las mini mesas ratonas son buenísimas. Se puede escoger un modelo pequeño para 2 o bien 4 y que sea extensible para cuando lleguen las visitas.

Muy frecuentemente en los livings pequeños, la solución de abrir la cocina y hacer una barra como comedor facilita prescindir de uno como tal, que reste espacio diariamente.

Las puertas de acceso a este entorno, que por norma general comunica con el recibidor, es posible quitarlas y ganar amplitud y ciertos metros en el sitio donde estaban las puertas. Asimismo es prescindible la que aparta el living de la cocina o bien del corredor distribuidor.

Seleccionar moblaje multifuncional es un acierto. Muebles que se conviertan o bien con doble empleo. Por ejemplo; una mesa de centro elevable y convertible en mesa de comedor; un mueble que se abre y es una mesa de trabajo o bien una mesa socorrer o bien sillon berger con almacenamiento.

Poner una pared de espéculos amplía el espacio con su reflejo. Además de esto, proyectan la luz con lo que en salones pequeños y oscuros, es un recurso infalible. Se puede decorar una pared con múltiples modelos, con un solo espéculo grande, como ventana, que asimismo “abrirá” la habitación.

En lo que se refiere a los tonos de paredes, muebles y línea blanca, es mejor que prevalezcan los tonos blancos y neutros, mas asimismo los lumínicos -como amarillos, aguamarinas o bien verdes ácidos- están tolerados.

Hay que quitar la idea de que un cuadro grande hace más pequeño el living. No es de esta manera. Decorar una pared con un cuadro de enormes dimensiones amplía ese frente.

La mesas auxiliares no tiene por qué razón ser de diseño usual. Se pueden escoger dos mesas como mesa de centro o bien múltiples pufs. La ventaja: son muebles ligeros simples de desplazar si se precisa despejar la zona cuando se tengan visitas. Sillon berger de Ikea, papel pintado de Leroy Merlin y puf de Zara Home.

A fin de que todo se sienta más espacioso, aparte de soluciones a la medida, es buena opción añadir al living pequeño cestos y cajas en las que se puedan guardar pequeños aparatos, papeles, mandos o bien mantas.

Para ampliar más todavía el entorno, hay que intentar que cada esquina esté alumbrada. Cuando menos 3 de las 4 que tenga el living. Se puede planear la iluminación por rincones, todos con lámpara de techo, pie, suelo o bien apliques. Sin zonas sombreadas, el espacio se amplía.

Si se escoge una alfombra para este entorno, hay que tener reparo en su tamaño. Si quedan pequeñas con respecto a las dimensiones del salón, este empequeñecerá el entorno. Conque no hay que temer. Si se pone una alfombra, más vale ser desprendido y que cubra bien toda la zona de estar (los asientos deben quedar “dentro”).