Cómo elegir un colchón

Si quiere saber cómo elegir un colchón, piense que su elección le acompañará cada noche los próximos 10 años.

Existen diferentes materiales: muelles, látex, viscoelástica, tubes, mezclas de todos ellos y otros. La certificación Oekotex Standard 100 clase 1 nos garantizan la no toxicidad de los materiales. Esta certificación tiene un coste añadido al producto pero nos ayuda a escoger un descanso sano e higiénico. Muchas certificaciones que exponen algunos fabricantes corresponden (sobre todo en internet) únicamente al tejido exterior del colchón y no a los componentes.

En todos los tipos de colchón podemos encontrar soportes suaves, medios o firmes. Incluso podemos encontrar colchones biconfort, para adaptarse a las necesidades de parejas de físico muy diferente entre sí.

El concepto de firmeza no es más que una apreciación personal. Para distintas personas el mismo colchón puede ser suave o firme. Es importante combinar nuestro peso con un confort medio. La tendencia habitual ha sido hasta ahora buscar soportes muy firmes, por considerar que era lo más adecuado para la salud. Tal y como detallamos en el apartado de higiene postural, el equilibrio entre firmeza y adaptación es la combinación ideal junto a una correcta postura.

Los diferentes materiales en el mercado pueden conseguir este equilibrio. No hay que despreciar uno u otro, sino escoger el que se adapte mejor a nuestras características físicas. Si tenemos dudas aquí será muy importante dejarnos asesorar por un profesional que valorará nuestra complexión física y nuestro sentido del confort. Estamos para aconsejarle.

Cualidades de cada material
Muelles
Técnicamente, el muelle ejerce una presión contra nuestro cuerpo inversamente proporcional a nuestro peso. Existen varios tipos de carcasas de muelles. La tradicional, ya sea bonell o doble offset, son firmes y trasmiten mucho el movimiento. Es decir: tienen rebote. Son frescos al dejar el cuerpo muy en la superficie y acostumbran a tener un refuerzo lateral que mejora la sentada. No ofrecen un enorme confort pero, en una gama media, son resistentes a largo plazo.

El muelle ensacado o independiente: no une entre si los resortes con hilo continuo, con lo que se aminora en gran medida en rebote y no transmite casi movimiento cuando duermen dos personas. Aquí mejora mucho la adaptación ergonómica y mantiene una buena ventilación.

Látex
Básicamente hay dos tipos de composición química de estos colchones: el látex 100%, denominado así legalmente (con una composición del 20% de látex natural y el 80% de látex sintético), y el látex natural (a partir del 85% de látex natural).

Sus propiedades de elasticidad y adaptación revolucionaron el mundo del descanso, demostrando que un soporte ergonómico aporta mayor bienestar que uno firme. Material anti bactericida, atérmico e indeformable. Necesita de una base adecuada para su correcta adaptación al cuerpo y su necesidad de ventilación, ya que no tiene capacidad de evaporación.

Tras su éxito, han aparecido en el mercado colchones alta densidad de látex a muy bajo precio, con sospechosos resultados. Es importante escoger una densidad media o alta con un somier de láminas estrechas no muy separadas y con un taco que bascule para aumentar la adaptación del colchón a las diferentes partes del cuerpo.

Ante las diferentes composiciones, el látex 100% es más firme y comercial, ante el látex natural, que es más suave, más transpirable y de mayor duración y evidentemente de mayor precio.

Viscoelásticos
Tras el látex se da un paso más en la adaptación gracias a la incorporación del material viscoelástico. Sensible a la temperatura y a la humedad, reacciona ante el calor corporal, adaptándose a todas las partes del cuerpo. Alivia los puntos de presión y favorece la sensación de ingravidez, reduciendo el movimiento nocturno y proporcionando un sueño más reparador.

El peso del cuerpo se distribuye de forma uniforme, estabilizando la tensión sanguínea. Es un material duradero, que no transmite movimiento. Con posibilidad de combinarse con cualquier tipo de base.

El núcleo del colchón está formado por diferentes materiales. La parte inferior da soporte y sustentación y pueden variar los centímetros y las densidades. Aquí es donde más cambia el precio y la duración entre un colchon dos plazas y otro. No sólo importa la capa superior de viscoelástica sino que entre una espumación técnica o un poliuretano hay una gran diferencia de resultado y precio.

No existe una normativa legal que obligue a los fabricantes a detallar la composición de los componentes de un colchón, por lo que prácticamente la única orientación del cliente es la diferencia de precio entre diferentes modelos.

Con el látex ya coincidió la bajada de precio con la bajada de la calidad de los colchones baratos en el mercado, con lo que comenzó a hablarse mal de este producto, cuando realmente había supuesto una revolución en el mundo del descanso.

Actualmente está pasando con las viscoelásticas, donde los centímetros no son tan importantes como la calidad de los materiales.

En la actualidad podemos tener diferentes firmezas y soportes con este material, ya que ofrece infinitas posibilidades. Aunque es más apreciado en la búsqueda de colchones muy suaves y adaptables, también encontramos firmezas medias o altas, incluso la combinación de las dos en un mismo lecho.

Un colchón de matrimonio en gama media–alta se encuentra en los 800€, que suponen 22 céntimos al día durante 10 años. Desconfía de las grandes ofertas y compra lo que se ajuste a tus necesidades. La inversión en tu equipo de descanso supone bienestar, confort, ergonomía, salud.

Nuevas tecnologías
Intentando continuar con la investigación de nuevos soportes que mejoren y solucionen los defectos de los actuales, van saliendo al mercado materiales innovadores que, no siendo todavía muy conocidos, sí son muy apreciados en los establecimientos especializados por su aportación a una nueva evolución del descanso.

En nuestro catálogo encontrarás detallados los modelos, con combinaciones de nuevos materiales, ya sea en núcleos o tejidos.

Ebovai, wattergel, tubes, látex con fresh color, etc. Un abanico de posibilidades donde todavía la pureza de los materiales no ha sido masificada y adulterada. Es la respuesta a necesidades de todo tipo. Encontrareis las especificaciones de las ventajas de cada uno en cada modelo. También en nuestro apartado blog iremos incorporando las novedades que vayan apareciendo en el mundo del descanso, así como sus ventajas y posibilidades.

Desconfía de las grandes ofertas y compra lo que se ajuste a tus necesidades. Tu inversión en equipo de descanso supone bienestar, confort, ergonomía. A fin de cuentas, salud.

Ante cualquier duda sobre la composición de los modelos de Megacolchon no dudes en ponerte en contacto con nosotros para aclarar cualquier duda, ya que nosotros exigimos a nuestros proveedores certificaciones y especificaciones de todos los materiales que detallamos como calidad contrastada (93 630 24 21 o en info@megacolchon.es).

Recuerda tienes solo una espalda y te ha de durar toda la vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *