Cortes de pelo que devuelven la esperanza

thumbEl cuidado del aspecto físico es una de las preocupaciones que comparten quienes pertenecen tanto a los estratos sociales más elevados como a la clase media. De este modo ha sucedido históricamente y para revisarlo hay multitud de ejemplos infestados de estereotipos, que en ciertas ocasiones se diluyen merced al altruismo de la gente; personas que en un instante dado se han propuesto ´enterrar´ ciertos clichés, como el que da por hecho que la llamada belleza exterior está relacionada directamente con los recursos económicos de los que se dispone. De terminar con este tipo de tópicos se han encargado la Fundación Trinitario Casanova y Mensajeros de la Paz, que una vez más han unido sus fuerzas para prosperar la imagen a prácticamente un centenar de ciudadanos desfavorecidos de la Comunidad Autónoma de Murcia, con la cooperación de profesionales del campo de la peluquería como Cánovas Cultura del Cabello, Juani Ñíguez y Academia La Egipcia.


El Pelobús del Padre Ángel, sacerdote fundador de la mencionada O.N.G., ha recorrido la Zona de Murcia durante esta semana, efectuando 3 paradas: Murcia, Cartagena y Lorca. Y lo ha hecho con una meta muy claro: contribuir de forma gratuita al aseo y a la higiene de las personas con escasos recursos.

Casi un ciento de usuarios de organizaciones como Jesús Descuidado, Cáritas y Cruz Roja han pasado a lo largo de estos días por el interior de la peluquería rodante más conocida de España, un vehículo de doce metros de longitud que ha sido transformado en salón de peluquería para hombres y mujeres gracias a la colaboración solidaria de la Fundación Trinitario Casanova, cuya aportación anual ha ascendido a 40.000 euros. Una cantidad que se ha destinado a financiar la adaptación del autobús (equipado con 2 butacas, teja para lavar el pelo, una ducha y una pequeña sala de espera), la compra de equipamiento y mobiliario de peluquería, los costos de mantenimiento del servicio y la contratación de su personal.

El funcionamiento del Pelobús es sencillísimo. En él trabajan peluqueros solidarios que cortan el pelo a los usuarios de Mensajeros. En todos y cada parada, los clientes del servicio entregan un vale que de forma previa les facilita Mensajeros de la Paz o las organizaciones Jesús Abandonado, Cáritas o Cruz Roja. En ese tique se incluye la hora, el día y el lugar en el que se aparca el vehículo con el objetivo de evitar colas en el exterior del mismo.

«Era imprescindible para la Fundación participar en esta acción solidaria que recorre toda España. El Pelobús ayuda, de forma muy directa y a pie de calle, a estas personas que no disponen de recursos económicos y que precisan aseo personal y también higiene por el hecho de que de su imagen y de su aspecto inicial pueden depender, muy frecuentemente, las ocasiones que les faciliten su plena reinserción en la sociedad», asevera Trinitario Casanova.

Puedes tener tu salida laborar realizando diferentes cursos de peluqueria muy cerca de tu barrio y tener iniciativas y proyectos como el autor y ayudar a quienes mas lo necesitan. Para mayor información, ingresa aqui: http://www.institutosiap.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *