Las franquicias pisan el freno por la recesión y las elecciones

Fruto de la abrupta desaceleración económica, la caída de las ventas y las restricciones económicas, el sistema de franchising perdió la fuerza que traía de años anteriores. Según estimaciones elaboradas por la AAMF (Asociación Argentina de Marcas y Franquicias), 649 marcas con 27.500 locales operan con esa modalidad, que contrastan con las 665 marcas y 29.000 puntos de venta registrados el año anterior. En el balance, son 16 empresas y 1.500 locales menos. Una caída que, coinciden fuentes del sector, representa apenas un estancamiento, tras varios años de crecimiento sostenido. Para 2015, sin embargo, analistas y consultores especializados creen que se retomará la tendencia alcista.

La gastronomía, con el 38%, es el rubro que lidera la movida. Más atrás figuran los negocios rentables en argentina, como los pet shops, colchonerías y pinturerías (18%), servicios tales como agencias de viaje, lavanderías, inmobiliarias y consultoría (16%), y la indumentaria y accesorios (14%). “Yo no diría que el mercado se estancó, sino que se ralentizó en marcas maduras, que también aprendieron la importancia de seleccionar franquiciados con perfil profesional y capacidad de gestión”, dijo a iEco Lucas Secades, director ejecutivo de la AAMF. Pero reconoce que hay otras “que se vieron afectadas por los costos laborales (operaciones con mucho personal) y por la falta de insumos importados”. Sobre este punto, una encuesta de la cámara sectorial revela que más de la mitad de las marcas (52%) dijo que las trabas al ingreso de productos del exterior los afectó. Las ventas totales para el sistema de franquicias rentables, según el estudio de la AAMF –que este año elaboró la consultora Claves– cayeron 4,3%, muy a tono con el resto del comercio minorista.

La desaceleración no desalienta a los operadores. El Estudio Canudas, una de las consultoras especializadas del sector, proyecta que 2015 el sistema totalizará 720 marcas con 29.700 locales adheridos, esto es un crecimiento de 11% y 8%, respectivamente. “La expectativa para este año es de relativa cautela: el sector se prepara para una mejor época”, señala Carlos Canudas, su director. “Los inversores están expectantes –completa Agustín Bidoglio, consultor del Estudio Canudas– por la economía, las elecciones y el dólar”.Resultado de imagen para empresas

Marcelo Schijman, director de Franchising Company, sostiene cosas parecidas. “Lo del estancamiento es relativo. El retail sufre por la presión impositiva y el costo laboral, lo que exige un franquiciado mucho más profesionalizado”, afirma. Igual que el resto, Schijman prevé una recuperación para 2015. “El que tiene plata siempre busca la opción de la franquicia. Además, hay 20 shoppings en construcción, y los locales dentro de los centros comerciales, por lo general son ocupados por marcas franquiciadas”, dijo el entendido.

El mercado, de todos modos, proyecta imágenes auspiciosas. Otra de las conclusiones relevantes que surge de la encuesta de la AAMF es que “el 96% de los franquiciantes tiene planes de expansión dentro de la Argentina”, principalmente en el centro del país y la zona Cuyo. Al parecer, muchas marcas que desarrollaron sus redes con el formato ubican inversores para instalar nuevos puntos de venta.

Algo de esto se observa en el ranking de las marcas con mayor cantidad de locales franquiciados, elaborado por el Catálogo de Marcas y Franquicias, que va desde agosto de 2013 al mismo mes de 2014. En el primer lugar aparece la cordobesa Grido, con 1.314 locales. Pero hoy la cadena cuenta con 1.380, es decir que en estos meses sumaron 66 nuevos locales. Algo parecido pasa con Subway, la marca fast food norteamericana, que figura en el 10° lugar, con 125 locales. Al ser consultados, la empresa informó que ya suman 156 locales, 38 de los cuales se incorporaron en 2014. Así de vertiginosos son los cambios en el mundo de las franquicias.

De las 10 primeras franquicias, la mitad son del rubro gastronómico, de las cuales sobresalen las heladerías. En este aspecto, Sei Tu Gelato es otra de las marcas del segmento que creció muy fuerte. El año pasado, la cadena inauguró 40 locales. Graciela Abbriata, su gerente de Marketing, evalúa que la temporada actual es buena, sin desconocer las dificultades que aquejan al sector. “En cuanto a nuevas aperturas, no observamos un estancamiento tan notorio. En donde impacta es en la rentabilidad”, comentó la ejecutiva. Con respecto a las perspectivas para 2015, Abbriata dice que caminan con pie de plomo. “Vamos a tratar de mantener un nivel coherente de aperturas, pero midiendo mejor las zonas para mejorar la rentabilidad”, añadió.

El principal cambio de un año a otro es que Grido superó a Laverap en cantidad de locales. La cadena creció en el país y desembarcó también en países limítrofes. Tal como ocurre con las cafeterías, las franquicias de heladerías se expanden a paso veloz. Tal es el caso de Iceland, un fabricante de helados artesanales que desde Luján (donde posee una planta) ya sumó 13 locales a su red y tiene previsto inaugurar otras 5 este año. “Las franquicias nos permiten incrementar la operación. Por cuenta propia, tantos locales son difíciles de manejar. De esta manera, sacrificamos ganancia por volumen”, explica Diego García, uno de los socios.

Siempre dentro del rubro gastronómico, Bonafide es otra de las marcas que sobresalen en el universo de las franquicias. En el ranking, Bonafide figura en el 6° puesto, con 179 locales franquiciados. Fernando Hita, un alto ejecutivo de la empresa, aclara que al día de hoy totalizan 195 (es decir, que sumaron 16 nuevos puntos de venta desde agosto pasado) más otros 7 propios. La cadena, así, cuenta con 120 entre Capital y GBA, y los restantes 75 en el interior del país. Sin embargo, Hita prevé un 2015 difícil. “Hay que ser creativos. La economía está parada No cerramos ningún local, pero el costo laboral nos perjudica y los valores de los alquileres también”, se lamentó. Igual, Hita dice que “a pesar de eso, logramos nuevas aperturas”.

De las 649 franquicias que operan en la actualidad, el 90% son de origen nacional. De las extranjeras, el 5% son marcas europeas (ropa, accesorios y servicios), un 3% son norteamericanas, que “tienden a concentrarse en el rubro gastrónico”, según indica el informe de la Asociación de Franquicias.