Donald Trump afir­mó en el momento en que la única persona que podía enseñarle algo sobre el negocio inmobiliario era Jorge Pérez. Su viejo amigo y exsocio, un magnate de los bienes inmuebles natural de Argentina de