Hay productos para las masas, pero también hay productos de lujo sólo para unos pocos elegidos. El mercado de los altavoces, indispensable para cualquier amante de la buena música, cuenta con su particular mercado de lujo enfocado