El Trump del trópico: así es el multimillonario del ladrillo Jorge Pérez

Donald Trump afir­mó en el momento en que la única persona que podía enseñarle algo sobre el negocio inmobiliario era Jorge Pérez. Su viejo amigo y exsocio, un magnate de los bienes inmuebles natural de Argentina de progenitores cubanos, es el inmigrante de origen latino más rico de U.S.A., conforme Forbes, que estima su fortuna en dos mil seiscientos millones de dólares americanos. En el planeta de los desarrolladores todos lo conocen como el “rey de los condominios de Miami”, la urbe que concentra la mayor parte de los prácticamente cien pisos que ha construido sus franquicias exitosas, Related Group. La última vez que acaparó titulares alrededor del planeta, no obstante, fue por su rechazo definitivo a la solicitud de ayuda de Trump para edificar el muro en la frontera mexicana. Pérez contó en múltiples ocasiones lo que le afirmó aquella vez: “No te olvides de que llevo por nombre Jorge Pérez. En el momento en que acabes la pared, ¿de qué lado quedaría yo?”.

En Latinoamérica no solo tiene sus raíces, sino es un mercado cada vez más esencial para su empresa y franquicias de indumentaria, que alcanza una facturación anual de unos diez millones de dólares americanos. Sus torres de mucho lujo han alterado la fisonomía de la enorme ciudad del sur de Florida, al unísono que le han granjeado el mote de “Trump de los trópicos”, como lo bautizó Time en una portada. Mas la crisis de dos mil ocho y el estallido de la burbuja en el mercado inmobiliario estadounidense lo empujaron a buscar nuevos horizontes y durante la última década los proyectos abundaron al sur de la frontera. Las torres de la división internacional de Related Group, ciertas terminadas y otras en construcción, son ya 5 en México, 2 en Brasil y otras 3 distribuidas entre Bahamas, Panamá y Argentina (fuera de la zona, tienen otros 4 proyectos en India).

Argentina fue una de las últimas apuestas sudamericanas de Related Group. En Puerto Madero, el distrito más nuevo y uno de los más costosos de la ciudad de Buenos Aires, está en la etapa final de construcción, con data de inauguración en dos mil diecinueve, un complejo de 2 torres con un hotel de 5 estrellas en el que invirtió doscientos cincuenta millones de dólares estadounidenses. “Siempre ha sido un sueño regresar al país donde nací y edificar algo que sea icónico”, aseveró el magnate en un encuentro con la prensa a lo largo de una reciente visita a la capital.SLS Lux,  rascacielos de 57 pisos en el distrito de Brickell del Gran Centro de Miami.Orígenes
Pérez nació en Argentina por el hecho de que allá había sido destinado su padre como ejecutivo de una multinacional farmacéutica. En un libro sobre negocios que publicó en dos mil ocho, Powerhouse principles con prólogo de Trump, el enorme desarrollador de la ciudad de Miami cuenta que su familia retornó a Cuba a causa de la muerte de su abuelo, cuando su padre decidió dejar su trabajo para comenzar su empresa en la isla. Cuando tenía diez años Fidel Castro llegó al poder y lo perdieron todo. Tras múltiples años de exilio en Colombia, Pérez llegó a E.U. para iniciar su carrera. Se graduó en Planeamiento Urbano en Michigan y llegó a Miami con su primer trabajo, en el departamento de Planificación de la urbe.

“Siempre pensaba en crear algo propio y transformarlo en un éxito”, contó Pérez en su libro. Su carrera comenzó a fines de los años setenta en el ámbito de las residencias de bajo costo. A lo largo de la década siguiente empezó a edificar poco a poco más pisos para alquiler y en los noventa se empezó en la que el día de hoy es la primordial división de su compañía: la de las grandes torres de condominios, que representan el cincuenta por ciento de la facturación. Related Group fue fundada en mil novecientos setenta y nueve como una compañía hermana del emporio inmobiliario de Stephen Ross, el magnate neoyorkino que fue el enorme asociado de Pérez a lo largo de años. Mas el argentino adquirió su participación hasta transformarse en el accionista mayoritario.

El día de hoy, los viajes a Latinoamérica le dejan inspeccionar y promocionar sus desarrollos locales, mas asimismo vender unidades de sus proyectos en USA. Miami es el destino predilecto de los sudamericanos con elevados ingresos que, para proteger su capital de la inestabilidad a nivel económico de sus países, invierten en propiedades en la primera economía mundial. “Se trata de persuadirlos de que compran en la puntita sur de una economía gigante, en una urbe (Miami) que medra más que nada el resto de la economía nacional. La gente adquiere esa seguridad, más que un departamento con 2 dormitorios y vista al mar”, asevera Carlos Rosso, presidente de la división de condominios de la compañía. Muchos se han persuadido de hacer esa inversión en los últimos tiempos. Los argentinos, especifica Rosso, adquirieron una tercera parte de los siete mil pisos que la compañía edificó en la ciudad de Miami en la última década. Brasileiros y mexicanos los prosiguen en relevancia.

Ya antes del crash de los bienes inmuebles de dos mil ocho, el ritmo de construcción de Related Group era considerablemente mayor. La crisis llegó cuando la compañía estaba acabando proyectos esenciales, como el Icon Brickell de la ciudad de Miami, y muchos compradores que habían firmado los contratos se retiraron. “Teníamos prácticamente seis mil millones de dólares americanos de préstamos y absolutamente nadie escriturando las unidades”, recuerda Rosso. Negociaron la deuda con la banca y hasta entregaron departamentos como forma de pago. La compañía subsistió, mas con una activa más conservadora. Los adelantos que solicitan a los compradores pasaron del veinte por ciento al cincuenta por ciento . “Se te achica la cantidad de compradores que pueden acceder, mas era lo que deseábamos para autolimitarnos”, explica Rosso.

Lynda Fernández, de la Asociación de Corredores de Recursos Raíces de la ciudad de Miami, explica que los inversores de Latinoamérica fueron clave a fin de que el campo inmobiliario de la urbe recobrara su vigor. “Después de la crisis de dos mil ocho, Miami se recobró más velozmente y más con fuerza que otros mercados de USA merced a los compradores internacionales, y los sudamericanos prosiguen siendo los número uno”, asevera Fernández.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *